7 motivos por los cuales las personas suelen emprender

Antes de embarcarte en el proyecto de crear una empresa, debes tomarte un momento y hacerte preguntas para identificar tus motivaciones. En general, la motivación es el conjunto de razones que empujan a una persona a actuar para lograr un determinado objetivo, que es, en el caso de este artículo, la creación de tu propio negocio.

Así que, si deseas emprender, debes mantener intacta tu motivación para que veas como se materializa tu proyecto emprendedor ante los diversos obstáculos y dificultades que inevitablemente se interpondrán en tu camino a lo largo de las etapas de creación (e incluso después de comenzar). de la actividad de tu empresa. Sin embargo, para mantenerte motivado, debes tener algunas razones.

Si las razones por las que estás comenzando tu negocio no te hacen tener una motivación duradera, estarás entusiasmado por un tiempo, pero luego la motivación perderá fuerza. De hecho, cuanto más fuerte es el por qué emprender, más poderosa y duradera es la motivación para llegar al final de la idea, y viceversa.

Entonces, ¿cuáles pueden ser las razones que te pueden empujar a convertirte en emprendedor? Esto es precisamente lo que descubrirás en este artículo.

La riqueza

La primera razón para crear un negocio es la relacionada con el aspecto económico, de hecho, la mayoría de las razones para la creación de un negocio están motivadas en primer lugar por el objetivo de aumentar los ingresos, es decir, ganar más de lo que se ganaba siendo asalariado (en el caso de aquellos que estaban empleados antes de iniciar un emprendimiento) con el fin de mejorar considerablemente su nivel de vida y permitirse una cierta cantidad de bienes materiales. Sin embargo, el dinero no es la única razón para iniciar un negocio.

Traer nuevos productos / servicios / procesos de fabricación

La creación de un negocio puede estar motivada por el descubrimiento de una buena oportunidad sin explotar, una idea para un producto o un servicio que aún no existe en el mercado. En este artículo también encontrarás alguna reflexión para iniciar un emprendimiento con ideas para lanzar un nuevo producto o servicio, e incluso cualquier invento que hayas realizado y que se pueda comercializar.

Ser tu propio jefe

Con todas las ventajas que esto implica en cuanto a libertad, como determinar tu propio horario, o definir las actividades a realizar y las que delegar en otras personas, además de poder definir tu mismo los objetivos de la compañía. Convertirte en tu propio jefe puede interpretarse como trabajar para hacer realidad tu propio sueño (o proyecto) y no el sueño de otra persona. Esto último es un objetivo que te ayudara a alimentar tu deseo de autonomía e independencia.

Satisfacer la necesidad de logro o realización personal

Los logros también se pueden relacionar con el hecho de que el emprendedor se implique en diferentes áreas relacionadas con la gestión de la empresa, algo que no definitivamente no es posible hacer como empleado. También explotaras al máximo tu potencial creativo e implementaras tus propias ideas y tus propias estrategias. Además, harás labor social por medio de los trabajos que ayudas a crear para los demás y los productos que fabrica tu negocio, lo que te brindará una inmensa satisfacción y una alta autoestima.

Reconocimiento social

Ser admirado y ganar prestigio con la familia, los amigos, el barrio o la ciudad es una motivación que tienen muchas personas. En resumen, esta es una motivación para el tipo de personas a las que les gusta escuchar a la gente hablar sobre ellos con frases como “fulano de tal es un líder empresarial”. Realmente esta es una “mala razón” para iniciar un negocio, aunque es cierto que todos en algún momento pasamos por esta etapa.

Crea tu propio empleo

Este es el caso de las personas que han perdido su empleo y tienen problemas para encontrar uno, o aquellos que han completado sus estudios y tienen dificultades para ingresar al mercado laboral. Incluso para los jóvenes sin diploma, para todas estas personas, el emprendimiento es una solución que nos permite hacernos cargo de nuestro futuro para salir del desempleo.

Por lo general, quienes crean un negocio por este motivo no tienen otra opción, y a esto se le llama emprendimiento por necesidad. Crear un trabajo propio es también un objetivo válido para los jubilados que tienen ganas y energía para seguir trabajando.

Tradición familiar

Si tienes padres o abuelos emprendedores, es muy probable que estos sean una fuente de motivación para ti, ya sea porque te inspiran a lograr lo que ellos lograron y mucho más o porque el emprendimiento es una tradición en la familia y quieres continuar con ella.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.